Sonidos apocalípticos escuchados alrededor del mundo. Explicación científica.

Hace unos días, se han venido publicado historias sobre extraños sonidos de trompeta que se ha escuchado en diferentes países de todo el mundo. Los sonidos extraños que supuestamente venían del cielo, se reproducen una vez más, en Filipinas y en Santiago de Chile.

A pesar de que es bastante peculiar que el fenómeno recibió bastante atención este año, el ruido extraño se había oído en Alemania, Rusia, Australia, Estado Unidos, Canadá y otras partes del mundo, ya que se registró por primera vez en 2008. Los que han escuchado el sonido personal apocalíptico se indica en la biblia, mientras que otros piensan que estos son procedentes de ovnis o extraterrestres.

Algunos han puesto en duda la autenticidad de las grabaciones, pero nadie ha explicado el origen del ruido, hasta ahora.

La administración Nacional de Aeronáutica Espacial (NASA) ha explicado que ni los ángeles ni los extranterrestres tienen nada que ver con el evento. De hecho, dijeron que estos ruidos son mas que un fenómeno natural que ocurre todo el tiempo.

Un portavoz de la NASA que fue citado por un medio de comunicación local de Estados Unidos dijo: “De hecho, podríamos oír las cepas típicas de la sinfonía en el sonido de la extraña tormenta procedentes de nuestro planeta y no de una nave espacial extraterrestre.”

Los ruidos son inaudibles para el oído humano a menos que su frecuencia sea alta.

Este “ruido de fondo” es similar a lo que escuchamos de películas de ciencia ficción, aunque esto viene directamente de la tierra.

Se han analizado los registros de estos sonidos y se descubriò que la mayor parte de su espectro se encuentra dentro del rango del infrasonido, es decir, que no es audible para los seres humanos. Lo que la gente escucha es sólo una pequeña fracción de la potencia real de estos sonidos. Son emisiones acústicas de baja frecuencia, en el rango entre 20 y 100 Hz, modulados por ondas infrasónicas ultra-bajas de 0,1 a 15 Hz. En geofísica, se les llama ondas de gravedad acústica; se forman en la atmósfera superior, en el límite entre la atmósfera y la ionosfera, en particular.

Entonces, ¿Cual es el origen de esos sonidos, porque vienen escuchando se desde el 2011?

En la opinión de expertos, estos sonidos se deben a procesos energéticos a muy grande escala. Estos procesos incluyen potentes llamaradas solares y enormes flujos de energía, que acometen hacia la superficie de la Tierra y desestabilizan la magnetosfera, la ionosfera y la atmósfera superior. El impacto de las ondas de choque en el viento solar, las corrientes de corpúsculos y las explosiones de radiación electromagnética son las principales causas de generación de ondas gravitacionales acústicas después de un aumento de la actividad solar.

Dado el aumento en la actividad solar, manifestado en el aumento y la energía de las llamaradas solares desde mediados de 2011, podemos suponer que existe un alta probabilidad de que ésto tenga impacto en el aumento sustancial del inusual zumbido proveniente de el cielo. Cabe señalar que la actividad solar comenzó a subir considerablemente desde principios de 2011, con una amplitud significativamente mayor que todas las previsiones dadas por una serie de influyentes instituciones científicas en 2010 y 2011.

El incremento observado en la actividad solar es totalmente consistente con el pronóstico del  Comité Internacional GEOCHANGE, publicado en el Informe de la Comisión en junio de 2010. Si esta tasa de crecimiento de la actividad solar continúa, su amplitud a finales de 2012 será mayor que la amplitud del vigesimotercer ciclo solar, y en 2013-2014 la actividad solar alcanzará su pico de amplitud, el cual predecimos que sería de 1.5 – 1,7 .

Khalilov dijo que existe otra causa posible para estos sonidos, y puede estar en el núcleo de la Tierra. El hecho es que la aceleración de la deriva del polo norte magnético de la Tierra, que aumentó más de cinco veces entre 1998 y 2003, se encuentra hoy en el mismo nivel de intensificación que los procesos de energía del núcleo de la Tierra, ya que son los procesos en el núcleo interior y exterior los que forman el campo geomagnético de la Tierra.

Como ya hemos informamos, el 15 de noviembre de 2011, todas las estaciones geofísicas ATROPATENA registraron variaciones en tres dimensiones del campo gravitatorio de la Tierra, y casi al mismo tiempo se registró un impulso gravitatorio de gran alcance. Las estaciones están desplegadas en Estambul, Kiev, Baku, Islamabad y Yogyakarta; la primera y la última están separadas por una distancia de unos 10.000 km. Este fenómeno sólo es posible si la fuente de esta emanación es a nivel del núcleo de la Tierra. Esa enorme liberación de energía desde el núcleo de la Tierra a finales del año pasado fue una especie de señal de salida, que indica la transición de la energía interna de la Tierra hacia una nueva fase activa.

La intensificación de los procesos de energía en el núcleo de la Tierra son capaces de modular el campo geomagnético que, a través de una cadena de procesos físicos en el límite de la ionosfera y la atmósfera, genera ondas acústica gravitatorias audibles, las cuales han sido escuchadas por la gente en la forma de alarmantes sonidos de baja frecuencia en diferentes partes de nuestro planeta.

En ambos casos, aunque las causas de la acústica de las ondas de gravedad son de naturaleza geofísica un poco incomprensible, son indicativos del importante aumento previsto de la actividad solar y la actividad geodinámica de nuestro planeta. No hay duda de que los procesos en el núcleo rigen la energía interna de nuestro planeta, por lo tanto, habrá que esperar a finales de 2012 un fuerte aumento de fuertes terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis y fenómenos climáticos extremos, con niveles máximos en 2013 – 2014.

Este video recopila estos sonidos escuchados alrededor del mundo.